Los 13 errores que le debes evitar este verano a tu piel

El verano empieza a asomar y ya estamos planificando escapadas a la playa, barbacoas, días de piscina, etc. ¡Estamos ansiosos de verano! Pero cuidado, porque pasar tanto tiempo al aire libre puede acabar con una piel dañada: manchas, arrugas, sequedad (incluso cáncer).

Estos son los 13 errores mas habituales en verano que no debes cometer y nuestra pequeña aportación para solucionarlos:


1_ Usar productos con Vitamina A durante el día:

La Vitamina A y sus derivados (los retinoides) es muy efectiva para tratar pieles con arrugas y manchas solares, pero el uso de productos con Vit A durante la exposición solar puede provocar dermatitis, quemaduras y manchas solares.

Solución: Restringir el uso de productos con Vit A a la noche.

2_ No usar la protección solar correctamente:

La mayoría nos ponemos protección solar cuando vamos a la playa o piscina, pero muy pocos lo hacen fuera de ella. Aunque no estemos de vacaciones y pasemos el día en la ciudad, debemos de protegernos igualmente del sol. Media hora al mediodía, una hora en una terraza por la tarde… a lo largo del día las horas de exposición al sol van sumando y el sol no diferencia si estás en la playa o yendo a trabajar.

Solución: ponernos protector solar todos los días, sea cual sea la actividad que vayamos a hacer.

3_ No aplicar bien la protección solar:

Parece sencillo, pero en realidad prácticamente todos lo hacemos mal. Nos olvidamos de zonas que están tan expuestas al sol como la que más: orejas, parte de atrás de la rodilla, empeines, manos…

Solución: ser más conscientes de dónde aplicamos la protección solar y crear una buena rutina.

4_ Usar SPF en aerosol o spray:

Su uso parece práctico y fácil, pero el resultado deja mucho que desear. Por un lado la protección no se extiende bien, quedan zonas mal protegidas. Y por otro es inevitable inhalar parte del producto mientras lo aplicamos; es decir, que los ingredientes que forman el filtro (no bioafines y tóxicos) pasan directamente al sistema circulatorio. Ni si quiera tienen que atravesar la piel, les ponemos una alfombra roja y les abrimos las puertas de par en par.

Solución: usar protectores en formato crema y mejor si son orgánicos y están basados en filtros físicos.

summer_skin estrecha


5_ No hacer una limpieza en profundidad todas las noches:

Es importante en todas las épocas del año, pero en verano incluso más. Con el calor, las cremas, la protección solar, el maquillaje, el sudor… a lo largo del día se van acumulando mucha suciedad, polución y toxinas sobre nuestra piel. Es imprescindible que la piel quede bien limpia cada noche, sin suciedad ni restos de productos.

Solución: usar un limpiador suave basado en aceites cada noche y acompañarlo de una muy ligera exfoliación como la que nos puede dar una esponja facial Konjac.

6_ No exfoliarse:

Y hablamos de cara y cuerpo, lo necesitan especialmente en verano. Al menos una o dos veces por semana hay que retirar de la superficie de la piel todos los restos de productos y células muertas. De lo contrario las capas de restos de productos, células muertas y suciedad se irán acumulando sobre la piel, no dejándola «respirar» ni regenerarse correctamente.

Solución: usar un exfoliante para la cara, como un paño de muselina o un producto específico, y uno para el cuerpo, al menos 1 o 2 veces por semana.

7_ Relajarse en los días nublados:

Hay nubes así que no hace falta protegerse del sol… ¡error! A menos que el día sea realmente muy nuboso y las nubes gruesas y oscuras (que no dejen ver el sol, ni apreciar donde está), las nubes apenas atenúan la radiación solar. Es más, cuando hay nubes blancas finas se produce un efecto potenciador: los rayos del sol atraviesan las nubes, rebotan en la tierra (arena o mar), vuelven hacia arriba, rebotan con las nubes blancas y vuelven hacia la tierra.

Solución: no te confíes y usa protección solar en los días nublados.

8_ Rascarse las picaduras de mosquitos u otros bichos varios:

Es difícil librarse de las picaduras de los mosquitos o cualquier otro insecto sediento de sangre. Pican ¡y mucho! Y sabemos que es muy complicado, pero debes evitar rascarte. Lo primero, para evitar una posible infección. Lo segundo, para evitar nuevas manchas solares. Las zonas con heridas o inflamadas son propensas a hiperpigmentarse y formar manchas solares (hipercromías postinflamatorias).

Solución: tan simple como dura, no rascarse.

9_ Depilarte justo antes de ir a tomar el sol:

Por la misma razón que no debes rascarte las picaduras de los mosquitos: las hipercromías postinflamatorias. Justo después de depilarte la piel de la zona ha quedado sensible e inflamada (aunque tu no lo veas), con lo que será más fácil que se hiperpigmente.

Solución: depilarse por la noche o mantener la zona tapada y con protección solar después de hacerlo. Cuidado especialmente con la zona de la cara.


pool estrecha

10_ Tomar el sol con maquillaje puesto:

Especialmente si tienes tendencia a tener acné. Con el calor y el sudor, el maquillaje (que debería de estar por encima de la protección solar) crea una capa que obstruye los poros y resulta en un brote de acné.

Solución: no usar maquillaje al tomar el sol. Si es necesario, sustituirlo por un protector solar con color.

11_ No aclararse al salir de la piscina:

Entre otros muchos «ingredientes», el agua de la piscina tiene cloro. Si al salir de la piscina no te aclaras en una ducha, el cloro que queda sobre la piel hace que se reseque.

Solución: una ducha rápida al salir de la piscina.

12_ Aplicar el perfume directamente sobre la piel:

Algunos ingredientes de los perfumes son fotosensibilizantes, con lo que aplicados directamente sobre la piel expuesta al sol pueden provocar una dermatitis. La piel reacciona y se irrita: rojez, picor, prurito…

Solución: aplicar el perfume sobre la ropa.

13_ No llevar gafas de sol:

Son tan importantes como la protección solar. El 10% de los canceres de piel se presenta en los párpados, además del cáncer en el propio ojo.

Solución: cada verano las hay más chulas, sólo tienes que asegurarte de que tienen el cristal adecuado.




Protección Solar Organica

lily and WHITE

lily & WHITE es una tienda de cosmética sana 100% online. Aquí encontrarás productos de la cosmética natural y orgánica y marcas preocupadas por los ingredientes que emplean en sus fórmulas. Porque lo que ponemos en contacto con nuestra piel no es una cuestión de modas y tendencias, es una cuestión de salud. Y porque la cosmética va mucho más allá de los colores bonitos, texturas diferentes y fragancias espectaculares. Aquí también encontrarás todo eso, pero no es por "eso" por lo que queremos que conozcas y uses nuestros productos. Nuestra misión es poner a tu alcance productos sanos, llenos de propiedades beneficiosas para el cuidado de tu piel; aquí no encontrarás ingredientes derivados del petróleo, parabenos, detergentes, fragancias artificiales u otros ingredientes químicos perjudiciales para la piel tan presentes en la cosmética convencional. Seleccionamos estrictamente las marcas y productos por sus ingredientes, formulación y su afinidad con tu piel (no por su colores, su packaging o por si se ha puesto de moda en los últimos meses). Nuestros productos no tienen un lado malo. Están basados en los extractos vegetales de la mayor calidad y las últimas tecnologías empleadas para su extracción y su formulación. Aptos para pieles sensibles y la piel de los más pequeños. Queremos que aquí estés tranquil@, que sepas que lo que aquí encuentres será sano para tu piel.

You may also like...

Descuento del 10% en tu primer pedido con el código: TOXICFREE